VENTAJAS DE VIAJAR EN TEMPORADA BAJA

FacebookCompartir

¿Qué se entiende por Temporada Baja?

En términos generales, la temporada baja abarca el periodo desde Febrero hasta el mes de Abril inclusive y desde el mes de agosto hasta mediados de diciembre. El resto corresponde a lo que se conoce como temporada alta: vacaciones de invierno (Diciembre a Febrero), vacaciones de verano (Julio), Semana Santa y los fines de semana largos.

Distintos factores hacen que la denominada temporada baja sea muchas veces el momento indicado para viajar. Si tu agenda personal te lo permite, ¡no dudes en aprovecharla! .

¿Quieres conocer las principales ventajas? Aquí te las enlistamos

Más barato

Al ser menor la cantidad de gente que suele viajar en temporada baja, también son menores los precios. Esto resultará en costos más económicos en tus tickets aéreos, el alojamiento, los traslados, los tours que contrates e incluso la comida.

Más y mejor alojamiento

En temporada baja seguramente encontrarás una mayor oferta hotelera. No sólo te resultará más fácil reservar la habitación sino que también la oferta de comodidades será más amplia. Hasta es probable que recibas una atención más personalizada por parte del staff del lugar.

Más tranquilidad en la atmósfera

Al visitar un lugar turístico en temporada baja, notarás que tanto los empleados de los distintos establecimientos como la gente del lugar en general están más relajados. Esto no quiere decir que en temporada alta te atenderán mal sino que ese menor “movimiento” repercute positivamente en la energía del lugar y su gente.

Disfrutarás más del destino

Ya sea que quieres viajar a la playa, a la montaña o a la ciudad, los meses de temporada baja son los mejores para disfrutar cualquier destino y relajarte sin aglomeraciones. Seguro que alguna vez te ha pasado que has ido a la playa en Abril y lo has pasado mal porque no hay sitio para colocar la toalla o has tenido que esperar mucho tiempo para que te traigan la comida en el restaurante. Este tipo de problemas no te ocurrirán si decides viajar en temporada baja.

Conocerás a la gente autóctona

Es mucho más fácil conocer a la gente del destino en temporada baja, ya que todo está mucho más tranquilo. Al tener más tiempo para atenderte, los empleados del hotel, de los restaurantes y de los bares, te ofrecerán un trato más personalizado. De esta forma, puede que llegues a descubrir que la persona que te está atendiendo en la tienda, en el bar o en el aeropuerto es un encanto. Y no sólo eso, sino que además podrás pararte a charlar sobre los mejores sitios del lugar donde estás pasando tu estancia y obtener recomendaciones.